Christiani Wassertechnik – CWT Alemania

La empresa Christiani Wassertechnik GmbH (CWT) fabrica aparatos antical desde 1977, lo que la convierte en uno de los vendedores mundiales más antiguos de tratamientos físicos del agua.

La empresa tiene más de 40 años de experiencia y desarrollo en el campo de la protección contra la cal y el óxido. La empresa, encabezada por su dueño y con sede en Berlín, Alemania, tiene hoy en día éxito en 70 países. Estos conocimientos, además de las más altas exigencias de calidad y una asistencia cuyo objetivo es ofrecer un buen servicio, son las principales razones del éxito de CWT.

 

CWT - Christiani Wassertechnik


Carta del Presidente

Estimados clientes de CWT:

El tratamiento físico del agua es un método probado desde hace muchos años para evitar el empleo de aditivos químicos y sales. Hoy en día la aplicación de tecnologías que no perjudiquen nuestro medio ambiente en el largo plazo, y alcanzar el mejor equilibrio posible entre el hombre y la naturaleza son temas prioritarios. Vulcan se basa en tales tecnologías y es el resultado de una técnica de tratamiento físico del agua desarrollada durante más de 40 años por Christiani Wassertechnik (CWT). Nuestra más reciente generación de aparatos sigue ofreciendo una calidad alemana probada con garantía de muchos años.

Le agradecemos su confianza en nuestra tecnología y en nuestro saber en el campo del tratamiento del agua. Un gran número de clientes satisfechos en todo el mundo son la prueba del éxito de Vulcan, éxito que deseamos que usted también pueda descubrir.

Rolf Christiani


Presidente CWT International
Ingeniero técnico-comercial

 

 


Historia de CWT – Desde 1948

1948 – 1970: En el año 1948, Hans Otto Christiani funda la empresa «Hans Christiani & Co.» en el centro de Colonia y comienza con la venta de motores eléctricos. Poco tiempo después, con la ayuda del milagro económico de la posguerra, el empresario crea y comienza a fabricar sus propias bombas de agua y controladores electrónicos. En el año 1959 la producción se traslada a una área industrial más grande, en Colonia-Weidenpesch.

1970 – 1980: Después de obtener el título en Ingeniería, Rolf Christiani se integra a la empresa de su padre en 1977. Como representante de una generación más joven, contribuye con nuevas ideas, dando origen a una nueva línea de productos para la empresa. La línea de aparatos de tratamiento físico del agua diversifica el campo de actividades de la empresa. Así comienza la primera línea de aparatos antical: la serie Catronic®. Poco después, Catronic® conquista otros países como Francia, Italia, España, Hungría y los países escandinavos.

1980 – 1990: Tras la muerte anticipada de su fundador, Hans Otto Christiani, en el año 1980, Rolf Christiani se ve enfrentado inesperadamente a la tarea de dirigir la empresa. Rápidamente decide concentrarse en el mercado del futuro: el tratamiento físico del agua. En aquel entonces este era un paso atrevido, porque la ignorancia frente a la tecnología hacía creer que los aparatos de este tipo no podían ser eficaces. Poco tiempo después, también los escépticos tuvieron que aceptar que el futuro se encontraba en esta tecnología. En el año 1984 la empresa se reestructura, adquiriendo el nombre “Christiani Wassertechnik GmbH”.

1990 – 2000: Tras largos años optimizando el aparato Catronic®, en el año 1991 se fabrica el prototipo de una generación de aparatos de protección antical completamente nueva: El tratamiento antical Vulcan. Este aparato contra la cal no tarda en conquistar el mercado. Muy pronto se reemplaza la sede de Aachen-Süsterfeld (1985-1990) y en mayo de 1990 se inaugura un nuevo centro de producción en Eschweiler.

2000 – 2010: En 2005 Cedric Christiani se asocia a la empresa y se comienza a introducir la tecnología de Vulcan en el mercado internacional. Gracias a la intensa expansión en Asia, Sudamérica y el Medio Oriente, la empresa comienza a desarrollar el campo del servicio al cliente y el marketing internacional. En agosto de 2006, se inaugura la nueva oficina de distribución y sede de la empresa en el corazón de la capital alemana, Berlín. En 2006 la sede central fue transladada la capital alemana, Berlín.

En la actualidad: La tercera generación en el negocio familiar mantiene la visión del «Agua como debe de ser».